Todos los secretos del ‘lifting’ de cejas

Cuando nos hacemos mayores, con el paso del tiempo, nuestra piel y grasa hacen que nuestros párpados caigan y que las cejas sigan su camino. Cuando la ceja se cae por debajo de los huesos de la frente, se genera un poco de piel extra, y por lo tanto nuestros ojos se ven escondidos tras esa grasa. Esto hace imposible que veamos todo lo bien que realmente nos permiten nuestros ojos. La mayoría de las veces, los pacientes optan por someterse a la cirugía. Aunque no sea una técnica muy conocida, el lifting de cejas es un procedimiento más común de lo que parece.

Para saber cómo te puedes beneficiar de un lifting de cejas, prueba este sencillo ejercicio. Pon tus manos encima de tus cejas y fuera de los bordes de los ojos y levanta suavemente la piel hacia arriba. Si puedes ver una diferencia notable, entonces puedes ser un buen candidato para este procedimiento. También conocido como estiramiento de frente, esta cirugía elimina el exceso de piel y levanta las cejas. En algunos casos, van a quitar una parte del músculo que causa las arrugas del entrecejo. El resultado es una frente lisa y en última instancia, una expresión más juvenil.

lifting cejas

Hay varias opciones quirúrgicas disponibles para un estiramiento de la frente. Con el fin de evaluar el mejor para ti, tu cirujano analizará una variedad de factores faciales. Esto incluye tu estructura ósea, la elasticidad de la piel así como su textura, y la posición de la frente. En base a estas características, el cirujano seleccionará la técnica con la que vas a conseguir los mejores resultados. El médico también puede recomendar procedimientos adicionales como la cirugía o tratamientos de arrugas de los párpados (blefaroplastia) como complemento al lifting de cejas. Lo que hay que tener siempre presente es que una elevación de la frente no mejorará los párpados caídos, las bolsas debajo de los ojos o las patas de gallo.

El procedimiento

Aquellos que están considerando someterse a este tipo de cirugía deben invertir un poco de tiempo en investigar el procedimiento en sí, así como los riesgos y las complicaciones. Aunque es poco común, estas pueden incluir infección, cicatrices o pérdida de la sensibilidad.

La cicatrización es otro efecto secundario. Los médicos harán todo lo posible para hacer la incisión para que la cicatriz sea lo más discreto posible, escondiéndolas en zonas que no sean perceptibles y así eliminar todo rastro que pueda llevar a deducir que uno se ha sometido a un procedimiento quirúrgico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *