¿Qué tratamientos existen para la menopausia?

Los síntomas de la menopausia son conocidos más o menos por todos/as. Los sofocos, la irritabilidad, las dificultades para dormir… Son síntomas que acompañan a una etapa inevitable en la vida de la mujer, el paso a la vida no fértil, por eso es importante conocer cuál es el proceso de la menopausia (no ocurre de la noche al día) y qué efectos lleva asociada. De esta forma el proceso se hace más llevadero porque la mujer sabe a qué atenerse, qué y por qué le va a pasar a su cuerpo y puede pedir consejo a su médico si los síntomas de la menopausia le dificultan una buena calidad de vida.

menopausia

 

Principales tratamientos para la menopausia

Dependiendo de la intensidad de los síntomas y de cómo interfieran en la vida de la mujer, los profesionales de la salud pueden recomendar unas u otras pautas para reducir los efectos de los síntomas de la menopausia. Aunque básicamente se pueden clasificar en dos grupos:

Cambios en el estilo de vida

Los cambios en los hábitos de vida se refieren a medidas generales que las pacientes de menopausia deben adoptar para minimizar el impacto de ésta. ¿De qué hábitos se trata? Abandonar por completo el consumo de tóxicos (alcohol, tabaco o café), aumentar la ingesta de calcio para contrarrestar la pérdida de masa ósea (y riesgo de osteoporosis) o la práctica regular de deporte para evitar ganar peso y como forma de que se destruya menos masa ósea. También se recomienda aumentar el consumo de vitamina D.

Terapia hormonal sustitutiva (THS)

Dependerá siempre del criterio médico y de la intensidad de los síntomas de la menopausia que se aplique o no una THS. ¿En qué consiste? Pues dado que la mayoría de las molestias asociadas a la menopausia tienen como causa el drástico cambio hormonal que implica (descenso de los niveles de estrógenos) uno de los tratamientos más recomendados es el de la terapia hormonal sustitutiva, que equilibra los niveles de hormonas en el cuerpo. Estas terapia de sustitución se basan esencialmente en la administración de estrógenos o derivados, en forma de parches (vía transdérmica)  o en forma de medicamentos tomados por vía oral.

Tratamientos naturales

Cuando los síntomas son leves o moderados, los profesionales suelen recomendar a los mujeres que tomen isoflavonas de soja como forma de aumentar los fitoestrógenos. Hay otras plantas que pueden ayudar a esta función, como la cimicifuga rasemosa o los extractos de polen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *