Menopausia y cuerpo femenino: ¿qué alteraciones produce?

La menopausia es una etapa que a toda mujer le acabará llegando. A causa de la longevidad mayor que poco a poco alcanzamos, el cuerpo de la mujer se ve expuesto a una vida más larga de lo que antes era y por eso la vida fértil queda atrás, mucho antes de que alcancemos el final de nuestra vida.

Por todos/as es más o menos conocido que ingresar en esta etapa de la vida conlleva ciertas molestias a las mujeres. Y hay que dejar algo claro. La menopausia tiene un amplio número de molestias asociadas, pero cada mujer no tiene que sufrir ni todos los síntomas ni en la mayor intensidad. Como ocurre con la menstruación, el cuerpo de cada mujer es un mundo y dependerá de cada caso las molestias que le ocasione.

Éstas son las alteraciones que puede traer la menopausia

Existen portales especializados como http://nadadepausas.com http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ donde podrás leer en profundidad acerca de la menopausia, sus síntomas y todo lo que se relaciona con esta etapa en la vida de las mujeres.

  1. Menstruación irregular y retirada del periodo. Aunque se suele pensar que la menopausia es “no tener el periodo”, lo cierto es que es un proceso que suele durar un año, y que acaba con la retirada final del periodo; la mujer entonces ya no es fértil. Pero en el periodo que precede la menstruación puede presentarse cuando no toca, el periodo dura más de lo normal, un periodo y el siguiente pueden juntarse… hasta que se regula y se retira más o menos en el periodo de un año. Así lo consideran los médicos.
  1. Sofocos. Un sofoco es una sensación de calor muy intensa y súbita, que puede durar entre 30 segundos y 5 minutos. Es una sensación desagradable, que incomoda, sin causa concreta y que surge de forma inesperada. Los sofocos también pueden darse por la noche y ocasionar sudores nocturnos a la mujer, que le dificulten un sueño tranquilo. Otro efecto que no se conoce demasiado es que junto a los sofocos pueden aparecer manchas rojas en el pecho u otras partes del cuerpo, también por el exceso repentino de calor.
  1. Cambios bruscos de humor. Se hace mucha broma acerca de ellos pero pueden significar un perjuicio importante para la mujer que los sufre. Debido al cambio hormonal la mujer durante el día puede experimentar cambios notables en su estado de ánimo… aunque hay factores asociados o no a la menopausia que también contribuyen a estos cambios de humor e irritabilidad. Se trata de factores como el cansancio por la dificultad para conciliar el sueño o factores de la vida personal de cada una como situaciones difíciles con la pareja o preocupaciones externas. Todo eso se ve incrementado por el cambio hormonal.
  1. Insomnio. Es el nombre que se le suele dar pero hay más factores detrás. Durante la menopausia las mujeres descansan peor y es por causa de sofocos o sudores nocturnos, porque se levantan durante la noche para ir al baño, porque se sienten inquietas en la cama y se levantan más temprano de lo que solían… Este descanso de baja calidad influye negativamente en la salud de las mujeres con menopausia, como haría con cualquier persona aunque no esté pasando por esta etapa.
  1. “Se engorda”. Se suele decir que se gana peso cuando se llega a la menopausia pero no es lo que pasa. Realmente lo que ocurre es que se produce un redistribución de la grasa corporal, que pasa de estar en caderas y trasero a concentrarse en la zona de la cintura, cosa que contribuye a la idea de que se engorda. Realmente se trata de un cambio en la morfología corporal por una distribución diferente de la masa corporal.

Y ante cualquier duda, cambio o problema, lo mejor es siempre acudir al médico para que asesore a cada mujer según su caso.
Si te ha parecido interesante este post, no dudes en compartirlo en redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *