Las Dudas y Respuestas más comunes en la cirugía íntima de la mujer

En los últimos cinco años, en las clínicas de cirugía estética, se ha notado un incremento de las consultas sobre todo aquello relacionado con la cirugía para la mejora de las regiones perineal y genital. Son muchas las mujeres que, para conseguir equilibrio y belleza en las zonas más íntimas, preguntan sobre los métodos quirúrgicos para dichas zonas.

Los motivos de consulta más generalizados son los siguientes:

  1. Mujeres que tras el embarazo y partos en cesárea quieren eliminar el “michelín” que se crea en la zona del monte de Venus a consecuencia del resultado de una cicatriz “hundida”. Esto puede aparecer tanto en pacientes con sobrepeso como con pacientes delgadas, así como si la paciente está vestida como desnuda.
    Existen diversas soluciones o posibilidades de tratamiento, no obstante, no existe la mejor, ya que dependerá del diagnóstico y las expectativas de la paciente. De todas maneras, en general, las cirugías aplicadas son: La liposucción de pubis y las cirugías plásticas locales: resecciones cutáneas y Z-plastia tridimensional.
  1. Otra de las preocupaciones que se han detectado es la presencia de labios menores gigantes o gigantomastia. Esta patología provoca dolor, dificultad para vestirse con ropa ajusta, aspecto antiestético e incluso, en algunos casos, problemas en las relaciones sexuales.
    En este caso, la solución no presenta complicaciones ni cirugías complicadas con una plastia de reducción, con diferentes técnicas según el caso, hay suficiente.
  1. A diferencia de hace 20-30 años atrás, existen ya, consultas que sobresalen de problemas graves, como los comentados anteriormente, para pasar a un plano más estético con la “cirugía estética vaginal” para en este caso mejorar la belleza de dicha zona. Con, a modo de ejemplo:
    – Lifting o estiramiento de clítoris, a través de colgajos locales y plastias.
    – Aumento de labios menores meditante las técnicas de lipofilling o otros productos de relleno.
    – Aumento del tono vaginal, en casos con laxitud de la vagina después de repetición de partos mediante rafe perineal, cirugía o  láser en pared vaginal.

 Como ven, gracias a los avances en cirugía estética junto al aumento e interés por nuestra imagen, salud,  y satisfacción entre ambos, cada vez son más las mujeres que deciden realizar pequeñas cirugías, que junto a muchas otras, permiten mejorar algunas de las partes de su cuerpo.

Estas, son algunas de las dudas que se plantean muchas de las mujeres interesadas por las cirugías focalizadas en las partes más íntimas, no obstante, ante cualquier duda, por general que sea, la mejor opción es acudir a un especialista, ya que este, resolverá el problema a medida de las circunstancias de cada paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *