La Vitamina C, un antiedad natural

Una correcta alimentación es la mejor manera, no sólo de mantenerse sano, sino de parecerlo. Lucir un aspecto saludable, de cara al verano, es algo que nos importa a todos y una correcta alimentación nos puede aportar un extra de vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo, piel y cabello, sin duda, nos agradecerán.

La vitamina C es un potente antioxidante que, además, estimula la formación de colágeno, que es una sustancia que vemos como uno de los ingredientes habituales de los tratamientos antienvejecimiento, debido a que otorga a nuestra piel una mayor elasticidad y resistencia. El ácido ascórbico combate los radicales libres que son los responsables del envejecimiento de nuestras células y, por lo tanto, del envejecimiento.

vitamina c

Aportar a nuestra alimentación vitamina C no es difícil, ya que podemos encontrarla fácilmente, pero tiene dos contras: que nuestro cuerpo la almacena en cantidades muy limitadas, ya que la excreta a través de la orina (por lo que prácticamente debe consumirse diariamente) y que es la vitamina menos estable ya que reacciona con mucha sensibilidad al oxígeno, a la exposición a la luz y a los cambios bruscos de temperaturas, por lo que, en el caso de las frutas, que son las más rocas en vitamina C, debe consumirse inmediatamente de ser peladas, cortadas o exprimidas.

Un reciente estudio del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York , en Estadis Unidos, analizaba las frutas con un mayor contenido de vitamina C; según sus resultados publicados y tomando como referencia una cantidad igual para todos de unos 250 ml. la fresa sería la fruta con un mayor aporte de vitamina C, equivalente a 95 mg, seguida de la papaya – 85 mg.-, el kiwi y la naranja – 70 mg / pieza y el mango. En cuanto a las verduras los que más vitamina C aportan son los pimientos rojo o verde (crudos), el brócoli y la col.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *