La importancia del colágeno para la piel

¿Sabes por qué el colágeno presenta tan alto éxito en el tratamiento de arrugas? Es así porque es una parte principal de la piel, el órgano que recubre el cuerpo, al fin y al cabo. Goza de un rol principal en la construcción de las células dérmicas en todo el cuerpo, y se puede conseguir mediante la aplicación de cremas, inyecciones o la ingesta de cápsulas y pastillas. Incluso, se puede aplicar con mesoterapia.

El efecto del colágeno

De los bebés y los niños pequeños, siempre se dice que tienen una piel muy suave. De hecho, la expresión “suave, como el culito de un bebé” es muy acertada; estos pequeños rebosan colágeno, por lo que su piel es suave, su pelo es brillante y gozan de un aspecto revitalizado y enérgico continuamente.

Con los años, perdemos lentamente la cantidad de colágeno que habita en nuestra dermis, y esto hace que la piel se debilite y empiece a dar paso a las arrugas que tanto nos hastían. El proceso empieza, aproximadamente, a los 25 años. La piel empieza a perder elasticidad y es inevitable que terminemos sufriendo marcas de expresión y arrugas.

En definitiva, el colágeno hace que la piel goce de firmeza, tensión y brillo, que perdemos con el paso del tiempo.

Cómo darle colágeno a nuestra piel

La forma más fácil, como podrás imaginar, es tomando pastillas o cápsulas que lo contengan. La nutricosmética, por ejemplo, nos lo ofrece de este modo.

También hay sobres que se pueden echar en un vaso de agua y tomarlo una o dos veces al día.

Otra forma es aplicar cremas con colágeno. Cada vez, más cremas incorporan este codiciado ingrediente, dado que asegura un alto grado de éxito y de mejora. Fíjate en cualquiera de las cremas antiarrugas y rejuvenecedoras que encontrarás el mercado; seguro que la gran mayoría ya lo han integrado en su composición. Nadie quiere quedarse atrás en el sector de la estética.

La mesoterapia es otro modo. Mediante la infiltración de compuestos con colágeno, esta técnica garantiza unos resultados evidentes

Y, finalmente, las conocidas inyecciones. Son tan populares porque actúan de manera directa; se saltan las fases de activación y relanzamiento del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *