Contra las dolencias del runner

rodilla

 

Correr es una actividad física aparentemente sencilla, para la que, sin embargo, hay que seguir una serie de directrices si no queremos acabar con molestas lesiones que nos impidan tanto hacer vida normal como seguir con nuestro entrenamiento habitual.

Sin embargo, es posible que no conozcas estos problemas de los que estamos hablando y que ya te hayas lanzado a la carrera –y nunca mejor dicho- sin haber pensado en ello. Sin haber caído en que toda actividad física cuenta con sus riesgos.

¿Quieres saber cuáles son estos riesgos y cómo combatirlos?

Las dolencias del runner

Afortunadamente, la mayoría de las dolencias articulares se pueden prevenir y aliviar con complementos alimenticios tales como Progen, que contiene ingredientes como el ácido hialurónico, entre otros, y que actúa sobre articulaciones, tendones, ligamentos, huesos y musculatura.

Estrés tibial

Se manifiesta como un dolor en las espinillas o la zona interior de la tibia que se va haciendo más intenso al empezar a correr y que se va aliviando a la vez que la zona afectada entra en calor. El impacto de la actividad, la mala postura y una técnica de carrera incorrecta son los causantes de esta dolencia.

Rodilla del corredor

Es un dolor localizado en el centro de la propia rodilla o en la cara externa, y puede extenderse hasta la espinilla o hacia la zona del muslo. Pies planos, muslos rígidos, rodilla desalineada o un sobreesfuerzo pueden provocar esta lesión.

Fascitis plantar

Se reconoce porque se trata de una inflamación de la fascia plantar en la zona próxima al talón. Suele estar originada por el hecho de llevar unas zapatillas de correr mal escogidas.

Tendinitis en el tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles une los músculos de los gemelos con el talón. La tendinitis en esta zona está relacionada con una mala elección del material de las zapatillas, sobreesfuerzo, una técnica incorrecta o que los músculos se encuentren demasiado rígidos. Se trata de una lesión que puede alejarnos del entrenamiento durante meses, por lo que es muy importante permanecer alerta.

Prevenir

Lo mejor que podemos hacer para no tener que preocuparnos por ninguna de estas dolencias es prevenirlas. Para ello, puedes ocuparte de realizar siempre un buen estiramiento y calentamiento antes de correr, no sobreesforzarte, llevar una correcta alimentación e introducir en ésta complementos alimenticios específicos para corredores, como Progen, mencionado anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *