¿Cómo actúa el perfume en nuestra piel?

El tipo de piel que tiene cada persona y su PH, son primordiales para conocer la efectividad y la impregnación del perfume o la colonia en cuestión. ¿Cuál es la que más te conviene?

Las pieles grasas actúan interactivamente con la colonia, como resultado tendremos un efecto más poderoso y con más durabilidad. Un exceso en nuestro cuerpo de grasas naturales transpiración puede hacer que algunos perfumes provoquen un olor poco agradable. Lo mejor siempre es optar por fragancias ligeras y poca cantidad respecto a la colonia. Es aconsejable usar tonos florales o de cítricos.

Debes saber que en las pieles secas el olor tiende a disiparse mucho antes, por lo que tendrás que recurrir a aplicarte dosis con más frecuencia, eso sí con moderación ya que si abusas tu piel puede resecarse aún más.

perffumes

Hay que estar muy atentos si tenemos la piel sensible y comprar los que estén especialmente indicados para pieles sensibles. Con ellos podremos evitar efectos no deseados en nuestra piel, también, como no, recomendamos no abusar de los cosméticos.

Debes consultar si tienes un caso especial de piel sensible con el dermatólogo para que te indique cual sería el más indicado para ti en concreto. La salud de la piel es importante y jugar con ella pese a lo mucho que te guste un perfume puede traer complicaciones para una piel delicada.

En determinadas ocasiones el deseo de comprar se perfume que anuncian en televisión y que tan elegantemente promocionan las más grandes estrellas de cine nos impulsa a adquirir en ocasiones fragancias equivocadas. Cierto es que algunas marcas (perfumes Calvin Klein, perfumes Dolce Gabanna, perfumes Adolfo Domínguez) tienen muy en cuenta estos factores a la hora de lanzar productos nuevos al mercado. Pero en otras ocasiones… ¿de verdad se acercan a nuestros gustos?

Estamos seguros de que en un tanto por ciento bastante alto de adquisiciones es el poder de la publicidad y poseer un cierto estatus con su compra son demasiadas veces los ganchos para comprar una fragancia, no la idoneidad del aroma con respecto a la persona ni si se ajusta a la utilización que de esa colonia vaya a realizar.

Ahora que ya sabes algo más, no caerás en esas compras impulsivas y seguro que tus compras se ajustan más, tanto a lo que tu piel demanda como a lo que realmente necesitas. Si tienes dudas, tienes a los profesionales que sin duda alguna te asesorarán a la hora de darte un consejo sobre el producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *