Cirugía estética en Barcelona

Durante toda mi juventud, estuve muy interesada por el mundo de la cirugía estética de Barcelona.

Desde el inicio de mi juventud, tuve un complejo que me ha afectado desde siempre, y era el poco pecho que tenía. Cuando cumplí los  dieciocho años, pedí a mis padres que me regalaran un aumento de pecho en Barcelona. Como era de esperar en unos padres, se negaron tajantemente. A pesar que la cirugía estética estaba dando unos avances tecnológicos muy favorables, mis padres se negaron rotundamente.

aumento de pecho barcelona

Intenté buscar información acerca de las cirugías de aumento de pecho en Barcelona, y cuando recopilé toda ella, volví a reunir a mis padres, para explicarles que todo esto supondría un cambio muy importante en mi actitud para con las relaciones, así como para sentirme mucho más segura de mi misma, ante la vida. Siempre me contestaban lo mismo, que con su dinero jamás pagarían nada que tuviera que ver con la cirugía, y mucho menos con algo que tuviera que ver con someter a su hija a pasar por un quirófano, por algo que ellos no consideran que sea una enfermedad.

Ante la actitud tan negativa por parte de mis padres, pensé que lo mejor sería buscarme un trabajo y ser yo quien se costeara la cirugía de aumento de pecho. Fue por eso por lo que me propuse a hacer entrevistas de trabajo, que pudiera compaginar con mis estudios universitarios. Me seleccionaron para trabajar en una cadena de hamburguesería rápida. Mis padres me apoyaron en mi nueva faceta laboral, y durante un año y medio estuve ahorrando para poder someterme a esta cirugía estética, para ser más exacto a un aumento de pecho.  Cuando conseguí ahorrar todo el dinero necesario para poderme someter a la operación, volví a reunir a mis padres, pero con una diferencia a la anterior.

Esta vez, solo era para informarles, que acudiría a un centro de cirugía estética en Barcelona, para someterme al aumento de pecho. Y que solo me gustaría contar con su compañía en los siguientes días. Porque para mí era muy importante ir acompañada de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *