Alergias de primavera: remedios y prevención para tus ojos

Cuatro de cada diez españoles sufren de alergias de primavera. ¿La causa principal? La alergia al polen. Según una encuesta de Anifa (Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica) las flores son consideradas por los españoles como el motivo principal de sus estornudos primaveriles y los resfriados esporádicos sería la segunda opción que les irritaría las vías respiratorias y los ojos. Sobre todo, para aquellos que usan lentes de contacto, este tipo de alergías pueden ser muy molestas ya que pueden provocar irritaciones severas en los ojos.

He aquí una serie de consejos para evitar los estornudos y así disfrutar la llegada del buen tiempo que anticipa el periodo de verano:

Tener claro el calendario del polen

Los principales alérgenos que se producen durante la primavera son los pólenes de gramíneas, de Parietaria, el Betullacee, el Oleaceae y Cupressacee. Todos ellos, directamente culpables de la irritación en los ojos, y que se agudiza si llevamos lentes de contacto. El calendario para saber cuándo aparecen este tipo de partículas son:

  • Gramíneas: de abril a junio.
  • Parietaria: de marzo a octubre.
  • Asteraceae : julio-septiembre.
  • Betullacee: de enero a mayo.
  • Oleaceae : de mayo a junio.
  • Por último, Cupressaceae (el ciprés) : de febrero a finales de marzo , con posibles avances en enero o continuaciones hasta abril.

En los últimos años, ha aumentado no sólo el número de personas que llevan lentillas, sino también el número de personas que sufren de polen de ciprés, sobre todo en las regiones del norte de España. Este tipo de problemas de alergia en especial a los más pequeños: en el centro de España se estima que uno de cada diez niños es alérgico a los cipreses.

¿Cómo reconocer una alergia al polen?

Existen diferentes síntomas de la alergia al polen que deben mantenernos alerta: rinorrea acuosa, congestión nasal, ardor y enrojecimiento de la conjuntiva, lagrimeo, estornudos, comezón en la boca, nariz y ojos, tos seca intratorácica, cosquilleo en la garganta, a menudo por la noche, acompañado de dificultad para respirar y sibilancias su característica del asma bronquial, reducción del olfato y el gusto, insomnio , fatiga , inquietud y dificultad para respirar y el asma (en el 40% de los casos).

Reglas para combatir la alergia

1. Evita salir durante los días secos y ventosos pues es cuando existe una mayor concentración de polen.

2. Toma una ducha y lávate el cabello todos los días. Los granos de polen a menudo se quedan atrapados en el cabello y pueden quedarse sobre la almohada la noche, corriendo el riesgo de respirar polen por la noche.

3. Evita salir justo después de una tormenta: el agua rompe los granos de polen en fragmentos más pequeños que pueden llegar fácilmente a las vías respiratorias e introducirse en los ojos, sobre todo en las lentes de contacto.

4. Evita viajar en coche o en tren con las ventanas abiertas.

5. El uso de un nuevo par de zapatos al llegar a casa no se llevan alrededor de las partículas alergénicas.

6. Lava el piso y pon especial atención al uso de la aspiradora que puede levantar las partículas alergénicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *