6 claves para remediar el olor a pies o bromhidrosis

Si sufres mal olor de pies o tienes en tu entorno alguna persona que lo padece, sabrás lo molesto e incómodo que puede llegar a resultar. En este artículo te damos algunos sencillos consejos que te ayudarán a reducirlo o eliminarlo.

pies

Lo primero que debes tener en cuenta es que la bromhidrosis o mal olor de pies suele ser un síntoma de algún tipo de alteración de nuestro cuerpo. Las causas de la bromhidrosis pueden ser varias:

 

  • Si frecuentas piscinas o gimnasios y no utilizas calzado especial en estos lugares es posible contraer hongos, que proliferan con el calor y la humedad.
  • El calzado inadecuado es otra fuente de mal olor en los pies. Si tus zapatos no transpiran adecuadamente es fácil que las bacterias se acumulen en su interior y causen mal olor.
  • Otros factores que se asocian a la bromhidrosis son las alteraciones del metabolismo, el estrés, los desequilibrios hormonales y algunos medicamentos.

 

Las soluciones a este molesto problema son sencillas, si bien requieren constancia.

Funcionarán mucho mejor si combinas varias de ellas:

  1. Emplea calcetines de tejidos naturales, como el algodón, el lino o el bambú, que mejoran la transpiración. Coloca unas plantillas en el calzado. Las de clorofila tienen efecto desodorante. Es muy importante cambiar las plantillas y lavarlas con frecuencia. Utiliza un calzado que permita que el pie “respire”.
  2. Un sencillo truco consiste en espolvorear polvos de talco para evitar el olor de pies. En tu farmacia o en las tiendas especializadas en productos para calzado podrás encontrar polvos de talco especiales, como por ejemplo en la tienda online de plantillascoimbra.es, concretamente pulando aquí. Si lo prefieres, puedes utilizar almidón de maíz, que encontrarás en cualquier herboristería.
  3. Otro remedio casero y económico es el bicarbonato.  Se puede emplear en polvo para rociar los pies y el calzado, ambos limpios y secos, o en un baño de pies. Con las sales de Epsom, el sulfato de magnesio y el vinagre también se obtienen buenos resultados.
  4. Algunas plantas que reducen la sudoración y el mal olor son el té negro, la salvia, el jengibre, la cola de caballo y el tomillo. Cualquiera de ellas utilizada en una cocción resulta muy eficaz. Unas gotas de propóleo en el agua también ayuda.
  5. La dieta es otro factor muy importante. Reduce o elimina la sal, las grasas animales, los embutidos, el alcohol y las bebidas excitantes como el café, el té o el cacao. Por el contrario, es bueno tomar fibra, fruta y verdura, además de ingerir mucho líquido. Puedes complementar tu dieta con cápsulas de ajo, de  clorofila o de extracto de semilla de pomelo.
  6. Caminar descalzo por casa y tomar el sol en los pies es una buena medida. Esto ayuda a mantener los pies secos y, además, los rayos ultravioleta contribuyen a hacer desaparecer las bacterias de los pies.

Puedes encontrar todos los productos que te hemos listado: todo tipo de plantillas para el calzado y complementos: calcectines de algodón, polvos de talco, etc. en plantillascoimbra.es

Si sufres mal olor de pies o tienes en tu entorno alguna persona que lo padece, sabrás lo molesto e incómodo que puede llegar a resultar. En este artículo te damos algunos sencillos consejos que te ayudarán a reducirlo o eliminarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *